Templo de Karnak

¡Ahoy! ¡Buenas! ¿cómo va?  Cuando entres a la sala hipóstila del templo de Karnak te vas a sentir en una película, en un sueño. ¡te vas a sentir una hormiga! Majestuoso e imponente, el Templo de Karnak, no te lo podes perder.

Dónde se encuentra y cómo ir

Se encuentra a aproximadamente 3 km del centro de Luxor. A él es mejor que vayas con guía para que no te pierdas los tantos detalles que hay en esa concatenación de templos, capillas y patios que supieron conseguir más de 30 faraones ¡en 2.000 años! si, tal y como lo lees.

Si vas por cuenta propia, alquila un taxi que te lleve y te traiga. El recorrido lo haces en 2, 2,5 horas. ¡llevate agua! Si querés saber qué más necesitas para visitar este templo y Egipto en general, te dejo este link.

Info. sobre Karnak

Iniciada su construcción por la dinastía XVVIII, esta “ciudad fortificada”, conocida en la antigüedad como Ipet Sut (el lugar más venerado) se alzó para honrar al gran dios de la época del nuevo imperio: Amón-Ra, el dios del sol.

Se trata de un gran centro religioso, el templo conservado más grande de Egipto e incluso de aquella época, que no solo veneraba al dios antes mencionado sino que también se honraba al resto de la tríada de tebana: Mut (esposa de Amón) y Jonsu (hijo de Amón y Mut). 

A Amón-Ra se lo representaba con un carnero, cosa que verás desde un principio en las esfinges. Su esposa Mut, quien era la diosa del cielo y diosa madre, se solía representar con un buitre, aunque también fue representada de otras formas y su hijo Jonsu, dios lunar, se lo presentaba como a un hombre con cabeza de Halcón

El templo – algunos recintos

La entrada está escoltada por dos hileras -una a cada lado- de esfinges con cabeza de carnero (conocida como Avenida de las esfinges) que actuaban como símbolos protectores y tras atravesar el primer pilono (la puerta grande) nos encontramos con un patio central. 

avenida de las esfinges

A la izquierda se encuentra el templo de Seti II (faraón de la dinastía XIX).  con tres puertas de entrada (salas independientes) para guardar las barcas de la triada tebana en caso de algún acontecimiento específico o festivales tebanos (como la fiesta de Opet). En frente a esta vemos el templo de Ramsés III (Faraón de la dinastía XX), dos grandes estatuas custodian su entrada. 

Templo Seti II

Templo Ramsés III

Más adelante podemos apreciar una hermosa columna de Taharqa (faraón de la dinastía XXV) y una gran estatua de Pinedyem I, quien fuera un sumo sacerdote de Amón en 1070-1055 a.C (seguro te tomas una foto con ella).  

Taharqa y Pinedyem I

Sala hipóstila

Siguiendo el recorrido, pasamos por el segundo pilono para llegar a este maravilloso recinto de 5.000 metros cuadrados y 23 metros de altura. Te vas a adentrar al gran bosque de 134 columnas talladas en piedra, de las cuales 12 son más altas (21 metros) y sostenían el techo, ahora extinto. (Las otras miden 12 metros). Espléndido. Este recinto se creó para acoger a los dioses. Una belleza.

Tercer pilono 

pasando la tercer gran puerta nos encontraremos con dos obeliscos (que representan un rayo de sol petrificado): uno de Tutmosis I (Faraón de la dinastía XVIII) que alcanza unos 20 metros de altura y otro de erigido por Hatshepsut (mujer Faraón también de la dinastía XVIII) de 28 metros (uno de los más grandes del antiguo egipcio).

Luego llegaremos al santuario. Se cree que fue lo primero que se construyó, ya que en el antiguo Egipto, se solía comenzar las obras desde este lugar al cual sólo el faraón y el sacerdote podían entrar. Era el recinto donde el Dios adorado – en este caso Amón-Ra – descansaba y se veneraba.

Más por ver en el templo karnak

El recorrido es largo y verás restos de santuarios y capillas además de otros pilonos. También verás un lago sagrado de 130 por 80 metros que servía para ceremonias. El Templo de Karnak lo tiene todo, diferentes arquitecturas, grabados, historia. Existe en la actualidad un espectáculo de luces y sonido (narración de la historia del templo) que es digna de realizar. Averiguá los horarios y los días en que se hacen en castellano.

Así que ¡Ánimo! ¡A viajar! y a recordar que viajar es estudiar, es aprender y conocer, es magia, es terapia, ¡viajar es todo! ¡¡¡A disfrutar!!!

¿Tenes dudas? ¿consultas? ¡Pues acá estoy! ¡escribime! ¡Nos vemos en la próxima aventura! y no se olviden: ¡viajar fortalece!

¡Abur! y gracias!

Saludos con hermosa energía 😊


viajera cósmica

Hola! soy esa que viaja para aprender, para conocer, para disfrutar. Soy esa que se inspira del mar, de la montaña, de cada ciudad y cultura.

2 comentarios

Mark · 05/08/2020 a las 1:27 pm

Very interesting love old history.. definitely will see the adventure you have been on..thank you Cosmic Traveller..😎😎

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.